Omega-3 y depresión

omega-3 y depresion

NUTRIENTES COMO EL OMEGA-3 Y LA VITAMINA D EN LA

LUCHA CONTRA LA DEPRESIÓN

Omega 3 y depresión: En el artículo “Depresión y nutrientes” (1), publicado en enero de 2016 en el blog del Dr. Volker Schmiedel, se cuestiona si nutrientes como el Omega-3 y la vitamina D tienen un efecto positivo en los trastornos del estado de ánimo y depresión. A continuación tienes un resumen de este artículo.

  • Una de cada dos personas experimenta un episodio depresivo al menos una vez en su vida.
  • Una de cada diez personas atraviesa un episodio depresivo cada año.
  • Uno de cada cinco episodios depresivos desemboca en una depresión crónica.
  • Una de cada tres personas, cuyo episodio depresivo no se vuelve crónico, sufre una recaída en los dos años siguientes.
  • El número de casos de depresión sigue en aumento.

omega-3 y depresion

¿La vitamina D ayuda también a combatir la depresión?

Un estudio descubrió que tener niveles bajos de vitamina D aumentaba el riesgo de desarrollar una nueva depresión (nota del editor: la vitamina D la produce el propio cuerpo a partir de la luz solar). Sin embargo, generar suficiente vitamina D a partir de la luz solar es casi imposible en nuestras latitudes, especialmente en el invierno. Es fundamental asegurarse de una una ingesta adecuada, ya que la vitamina D participa en muchos procesos reguladores del organismo.

Otro estudio de intervención (estudio experimental) estudió el vínculo entre el nivel de depresión y los niveles de vitamina D en 441 pacientes con depresión. Si los sujetos tenían un nivel de vitamina D superior a 75 nmol/l, la puntuación de depresión de Beck (es decir, el nivel de depresión) era más baja que si el nivel de vitamina D era inferior a 75 nmol/l/l. En aquellos pacientes a los que se les proporciono posteriormente una dosis semanal de 20.000 o 40.000 UI, el nivel de depresión continuó disminuyendo, a diferencia de los pacientes que no recibieron la vitamina.

Numerosos estudios responden afirmativamente a esta pregunta basándose en conclusiones evidentes:

  1. Un estudio de revisión encontró un vínculo claro entre un alto consumo de pescado y una reducción en los niveles de depresión y ansiedad.
  2. Un estudio de intervención controlado, aleatorizado y doble ciego en pacientes con depresión demostró que el consumo de aceite de pescado aumento considerablemente la eficacia del antidepresivo Citalopram después de solo cuatro semanas.
  3. Sin embargo, un estudio posterior demostró que el consumo exclusivo de aceite de pescado también puede ser beneficioso para combatir la depresión sin la necesidad de recurrir a antidepresivos:
  4. El estudio se realizó en pacientes considerados resistentes al tratamiento, es decir, aquellos pacientes que no habían respondido a los tratamientos farmacológicos. Durante el estudio, los participantes recibieron 3 g de Omega-3 al día (equivalente a aproximadamente 1,5 cucharadas de aceite de pescado/1,5 cucharaditas de aceite de algas), lo que logró normalizar su nivel de depresión en un periodo de cuatro semanas.

Por lo tanto, según las investigaciones, los ácidos grasos Omega-3 podrían tener una impacto positivo en la depresión. Para enfermedades en las que el efecto de los Omega-3 es probable o se ha demostrado (por ejemplo, arritmias cardíacas, reumatismo y también depresión), el Dr. Schmiedel prescribe a sus pacientes un aceite de pescado de alta calidad con un contenido de Omega-3 de aproximadamente 2 g al día., además del tratamiento convencional.

Caso clínico de un paciente de 51 años con depresión

UG. había experimentado depresión durante varios años y anteriormente había recibido tratamiento con medicamentos y psicoterapia. Sin embargo, no estaba satisfecha con su tratamiento con citalopram ya que continuaba sintiéndose deprimida. Debido a los efectos secundarios, no quiso aumentar la dosis.

Luego, el Dr. Schmiedel realizo una evaluación nutricional detallada y observo deficiencias de potasio, magnesio, Vitamina B6, zinc, vitamina D en este paciente. Después de ajustar individualmente la suplementación de estos nutrientes, el paciente informo una notable mejoría en sus síntomas y solo tomaba citalopram cada dos días.

Después de dos años, la paciente quiso suspender completamente el tratamiento porque se sentía psicológicamente bien. Su estado de ánimo y su sueño continuaron siendo buenos después de suspender el tratamiento. Sin embargo, experimentaba inquietud. El médico le recomendó entonces tomar una cucharada de aceite de pescado al día, porque el Omega-3 actúa sobre el sistema nervioso autónomo. La paciente notó una mejora gradual en su estado al cabo de unos meses, pero consideró que el efecto aún no era el ideal. En consecuencia, el médico solicitó un análisis completo de ácidos grasos.

La proporción de Omega-6/3 del paciente era de 5,95:1 (más alta que el promedio de la población general, pero aún demasiado alta en comparación con el valor óptimo de 2,5:1). Luego le recomendó que aumentara la dosis en una cucharada y comiera más pescado graso de agua fría.

En la evaluación final, todas las sustancias vitales que antes eran deficientes se encontraban dentro del rango ideal. La proporción de Omega-6/3 también fue casi óptima con 3,29:1. Además, U.G. había experimentado una mejora en su estado durante los últimos meses, lo que la hacia sentirse mejor que en los últimos diez años.

(1) „Depression und Nährstoffe“

Con un enfoque nutricional adecuado, se pueden evitar muchas depresiones y, con medicamentos psicotrópicos, es posible alcanzar y mantener la estabilidad mental de manera más rápida. Especialmente, el Omega-3 y la vitamina D pueden contribuir de forma significativa y eficaz en el tratamiento de la depresión gracias a sus efectos positivos en el organismo. En ciertos casos, tomar solamente Omega-3 también puede ser beneficioso para la depresión. Sin embargo, cualquier reducción o interrupción en el uso de medicamentos psicotrópicos debe coordinarse con el psicoterapeuta a cargo.


El Dr. Volker Schmiedel está especializado en medicina física y rehabilitación y trabaja en el ambulatorio Paramed en Suiza.

Si quieres saber más sobre Omega-3, sistema nervioso y gestión emocional, te recomendamos ver este video.